Amplían poder del Congreso para abrir juicio contra Trump

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los demócratas detractores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por fin dieron un paso formal para consolidar su anhelo de ver al magnate en el banquillo de los acusados, luego de que el Comité Judicial de la Cámara de Representantes votó ayer para demostrar que el mandatario debe ser apartado de su cargo, por acusaciones de obstrucción a la justicia, corrupción y abuso de poder, entre otros delitos.

Aunque la medida no significa que inicie un proceso de destitución formal, se trata de la primera vez que un comité legislativo establece explícitamente las reglas y el método para determinar si, como dicen sus acusaciones, Trump ha mostrado mala conducta en su gestión.

La comisión, de la que forman parte 41 congresistas, aprobó una resolución que permite organizar audiencias con testigos, autoriza interrogatorios “más agresivos” y prepara el camino de una indagatoria profesional que dé elementos para iniciar el proceso de destitución (impeachment) contra Trump, una demanda largamente solicitada por los demócratas, quienes, no obstante, están divididos en esta idea.

“Con estos nuevos procedimientos empezaremos la próxima semana una serie de revisiones para investigar acusaciones de corrupción, obstrucción y abuso de poder contra el presidente”, declaró el líder de la comisión de Justicia de la Cámara alta, Jerrold Nadler, tras una votación de 24 a favor y 17 en contra.

Los republicanos (partidarios de Trump) describieron la resolución como una “fantasía” con la que los demócratas quieren acabar con su frustración por no hacer que el pleno aprobara el impeachment, donde carece de suficientes apoyos. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, es de hecho una de las más reacias a iniciar cualquier tipo de procedimiento contra Trump, al argumentar que un juicio lo martirizaría, para darle mayor popularidad en la campaña por su reelección en 2020.

“Estas reglas no son nuevas. Es para hacer creer que pasa algo, pero no significa que esté pasando realmente”, juzgó el portavoz republicano en la Comisión de Justicia, Douglas Collins.

Con este movimiento, los demócratas aspiran a decidir, antes de que acabe el año, si recomiendan un impeachment contra Trump en el pleno de la Cámara de Representantes, a la que corresponde lanzar un proceso de destitución, que después debe aprobar el Senado, donde el partido de Trump (Republicano) tiene mayoría.

El voto en el Comité de Justicia de la Cámara baja se dio después de más de dos horas de un  intenso debate, ya que el presidente de esta comisión, Jerrold Nadler, presentó la iniciativa de los demócratas para intentar obtener una información que la administración de Trump no ha querido proporcionar. Los republicanos se apresuraron a defender al magnate, al decir que los demócratas lo hacen sólo por odio al mandatario.

El nuevo plan para indagar al presidente ha generado dudas entre los legisladores sobre si éste ya pone a Trump en el contexto de un juicio de destitución. Nadler reconoció la confusión y trató de eliminarla. “Este comité está involucrado en una investigación que nos permitirá determinar si recomendamos artículos de juicio político con respecto al presidente Trump. Algunos llaman a este proceso una investigación de juicio político. Algunos (otros) lo llaman una investigación (formal) de juicio político. No hay diferencia legal entre estos términos, y ya no me importa discutir sobre la nomenclatura”.

Los republicanos se abalanzaron sobre lo que llamaron un mensaje confuso proveniente del otro lado del pasillo (el Partido Demócrata), al decir que los opositores sólo trabajan sobre “una farsa” que invoque un juicio político para satisfacer a la base más izquierdista del partido, pero sin votar para iniciar una investigación formal, que podría perjudicar a los demócratas más moderados, que están vulnerables en las encuestas rumbo a 2020.

“Han decidido que (Donald Trump) es culpable de sus acusaciones. Así que, en cambio, el comité (de Justicia) demócrata no siente más remedio que investigar, investigar e investigar, hasta que encuentren algo que sea lo más parecido a un crimen”.

Pompeo, el posible sustituto de John Bolton

La consejera de la Casa Blanca, Kellyanne Conway, aseguró que no está descartada la posibilidad de que el presidente Donald Trump elija al actual secretario de Estado, Mike Pompeo, para reemplazar a John Bolton como su asesor de Seguridad Nacional.

Conway comentó a la prensa que aunque Pompeo no está entre los cinco candidatos citados por Trump, el pasado miércoles, “probablemente son más de cinco”, con el secretario de Estado.

También elogió el trabajo de Pompeo como jefe diplomático y lo describió como “el oído del presidente”.

“Eso no sería una cosa sin precedentes”, dijo Conway cuando la prensa le preguntó acerca de Pompeo como una opción potencial para el cargo. Además, señaló a Henry Kissinger, quien se desempeñó como secretario de Estado y asesor de seguridad nacional de los expresidentes Nixon y Ford, como antecedentes.

Trump destituyó a Bolton el martes por varios desacuerdos y “errores grandes” por parte
de un veterano halcón de guerra.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.